Es un combustible 100% limpio, al compensar sus bajas emisiones con las utilizadas por la propia biomasa en su ciclo de vida.

La Biomasa es de origen biológico y es totalmente respetuoso con el medio ambiente, por eso es considerada como un combustible de futuro. Es mucho más barata que el resto de combustibles fósiles, al ser un combustible creado a partir de los residuos industriales y urbanos. Combinando con sistemas de placas solares, suelo radiante o radiadores de baja temperatura, es posible conseguir hasta un 70% de ahorro en la factura de nuestra calefacción, y obtener agua caliente sanitaria 100% gratis en los meses de verano.

INSTALACIÓN
No hay ninguna diferencia con respecto a una instalación de calefacción convencional, ya que la gran diferencia está en la Caldera. Aprovechar la instalación disponible es perfectamente posible y, además, ten en cuenta que la instalación de calderas de biomasa tiene una subvención de hasta un 40%.