Bacterizida, viricida, fungicida, desodorante… con el Ozono conseguirás ambientes limpios, agradables y saludables. El Ozono es el desinfectante natural más rápido y eficaz que se conoce, es simplemente O3 y se genera de manera natural en muchos lugares, como por ejemplo en las cascadas al chocar el agua contra el suelo.

Microbicida

El Ozono elimina bacterias, virus, hongos y esporas de cualquier ambiente de una manera rápida y eficaz. En este sentido es muy útil, por ejemplo, contra la legionelosis en sistemas de ventilación, o en piscinas como sustituto del cloro.

Eliminación de Olores

Los olores se deben por lo general a la interacción de materia organica en suspensión con distintos microorganismos. El ozono elimina los malos olores dejando un ambiente fresco y limpio.

Conservante

En cocinas y cámaras frigoríficas es muy útil para alargar la vida de los alimentos en hasta 3 meses, ya que funciona como un conservante natural al eliminar del ambiente los microorganismos que atacan y deterioran los alimentos.