El agua que entra a nuestra vivienda o empresa no es la más recomendable. Electrodomésticos, tuberías e incluso nuestra salud sufren por el exceso de sedimentos, cal, cloro… Con un sistema integral de filtro, descalcificador y Ósmosis tenemos el agua perfecta para nuestro consumo diario, al mismo tiempo que ahorramos dinero y eliminamos preocupaciones.

Filtro

Se coloca en la entrada general de agua para eliminar las piedras, lodos, fangos y sedimentos, protegiendo así toda la instalación.

Descalcificadores

Colocado tras el filtro, logra la dureza óptima de cal (entre 6º y 9º) en toda nuestra vivienda. Esto se traducirá en un gran ahorro en energía (caldera, lavadora,  lavavajillas, plancha, cafetera…) y en la eliminación de incómodas y costosas averías. Con él se puede lograr hasta un 40% de ahorro en energía.

DESCALCIFICADORES PARA CUALQUIER ESPACIO, DUREZA O VOLUMEN DE AGUA
Disponibles en 4,3; 8,8; 15; 16; 22; 25; 30; 35 y 38 litros de resina. Para volúmenes de agua industriales se realizan también estudios a medida.